+34 967 217 300  feda@feda.es

ARTEMIO PÉREZ ALFARO, empresario, presidente de FEDA y, además, Hijo Predilecto de Castilla-La Mancha

Lunes, 31 Mayo 2021

Llegó para construir una organización del siglo XXI, con vocación de servicio hacia las empresas

Cuando llegó a FEDA en 1999 una periodista de aquellos años dijo de él que era un bohemio, otros que escribieron sobre él apuntaron que era un empresario que “nunca se había bajado del andamio”, aludiendo a su condición de empresario de la construcción.

Pues aquel 23 de febrero de 1999, Artemio Pérez Alfaro llegó a FEDA. Fue elegido presidente en la XXII Asamblea General Electoral. Como era obligado para optar a presidir la organización, ya estaba asociado a la Confederación, a través de APECA, la Asociación de Empresarios de la Construcción, llegó a la presidencia aupado por un grupo de empresarios; cómo no recordar a su mentor, Bienvenido Rosa. No optó desde el convencimiento. Decía que llegó para no quedarse, pero ha llegado hasta la actualidad, por su compromiso con la “casa”, con las empresas y con los empresarios y empresarias de su Comité Ejecutivo y Junta Directiva que le acompañan en su dirección al frente de FEDA. También fue presidente de la Cámara de Comercio de Albacete entre 2006-2010. Ahora ha conseguido que la institución cameral esté ubicada en el propio edificio sede de la Confederación. Hito único en España. Y por encima de ello, y lo más importante, continuar con la unidad de acción entre las dos entidades.

Artemio Pérez Alfaro: Arquitecto técnico, natural de Hellín y afincado en Albacete capital. Albañil desde los 19 años, hijo de un maestro de obra, de los que hoy diríamos una micro pyme; y de su padre le llegó la vocación empresarial. Empresario constructor-promotor desde hace 43 años. Su empresa madre Comuñas y Artemio la fundó antes que la Constitución, concretamente el 10 de junio de 1978. Con empresas también en el sector agrícola o de las energías renovables. Ha construido más de 5.000 viviendas (3.000 de ellas con algún grado de protección oficial), más de 200 edificios (colegios, piscinas, polideportivos, comisarias, etc.) en más de 100 municipios. Muchos de ellos en la que llamamos ahora la “España vaciada”, sobre todo en Castilla-La Mancha, desde Orea y Alustante hasta Villaverde de Guadalimar o Nerpio. Sus obras también están en comunidades limítrofes como Murcia, Comunidad Valenciana, Madrid o Andalucía.

Sus empresas, con trabajos también en América del Sur, como es Brasil, siguen con actividad y siguen radicadas en Castilla-La Mancha, en Albacete.

Comprometido con numerosas ONGs, y comprometido también con esta tierra, con esta provincia y región, llegó a FEDA para defender a la empresa y servir a los empresarios y a las empresarias. Hombre de consenso y tender puentes, consiguió desde el minuto cero de llegar a la presidencia de los empresarios la unidad empresarial en la provincia de Albacete. Su principio ha sido siempre los acuerdos entre todas las partes. El apoyo en los temas los ha pedido con la unanimidad de los grupos políticos, con independencia de quién ocupara el Gobierno. Un ejemplo claro, fue la cesión del suelo por parte del Ayuntamiento de Albacete para el edificio de FEDA, que contó con el apoyo de toda la Corporación.

Adelantado a su tiempo, convencido del asociacionismo empresarial, la importancia de la paz social, el valor de las personas y los proyectos rompedores.

Desde su llegada a la representación de los empresarios, ha sido partícipe de los cambios que ha experimentado la provincia en lo más amplio de su territorio. El avance de nuestros municipios, el desarrollo de las infraestructuras y, al mismo tiempo, lamentar el freno que en muchos casos ha habido. Apostó desde el principio por la Plataforma Logística, que por el momento no ha visto la luz, pero sí fue uno de los impulsores de los grandes retos propuestos para el desarrollo de Albacete: Parque Científico y Tecnológico, CEEI, Jardín Botánico o Palacio de Congresos. Un grupo de trabajo que unificó a los agentes sociales con los representantes institucionales, apostando por el Albacete del futuro.

Con él, FEDA ha ido desarrollando y perfeccionando los servicios que presta a sus empresas asociadas; con él los empresarios tienen una sede excepcional y singular en Albacete, en la calle de los Empresarios; un gran edificio en Villarrobledo y ha consolidado las delegaciones de Hellín, Almansa y La Roda y se abrió en sus primeros años como presidente la Delegación de Caudete.

Su gestión empresarial ha puesto a FEDA como organización modelo en el conjunto nacional. Una organización con visión de futuro, de puertas abiertas. Llegó en el siglo XX y ya pensaba en el XXI.

Ha dotado a FEDA de una Escuela de Negocios, la única que depende de una patronal. Con su llegada a FEDA nacieron los Premios Empresariales San Juan. Con él se inició la primera edición, en el año 2000. Tenía claro que había que reconocer los méritos de empresas, empresarios, empresarias, autónomos y autónomas de Albacete. Y ha conseguido ponerlos en el calendario de la provincia, incluso de la región, hasta llegar este año a la que será la XXII Edición.

Ha dejado hacer y opinar a su equipo técnico. Se ha comprometido con la igualdad en las relaciones laborales. La prueba es que apostó por un Plan de Igualdad en FEDA, el primero en una organización empresarial y ha promovido junto a las instituciones y sindicatos el Observatorio Provincial en las Relaciones Laborales.  Ha demostrado talante y talento. Y como él suele decir, ha hecho que “en FEDA se emprenda y se aprenda”.

Hoy, en el Día de Castilla-La Mancha, 31 de mayo de 2021, (se conmemora el aniversario de la constitución de las Cortes Regionales por primera vez en su historia) recoge la distinción de Hijo Predilecto de Castilla-La Mancha. Enhorabuena por un reconocimiento tan merecido (aunque él asegura que no es merecedor de tan alto honor).

El equipo técnico de FEDA

Valora este artículo
(10 votos)
Descargar archivos adjuntos:

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.