+34 967 217 300  feda@feda.es

Plan de contingencia ante el entorno disruptivo emergente

Lunes, 07 Noviembre 2022

Habrás oído hablar de la alarma por una posible crisis económica, debido en gran parte al alza de la inflación, la evolución del mercado laboral o el posible corte de suministro de gas a Alemania, que pueden ser cruciales para el devenir de la economía. Cada vez parece más claro que estamos ante las puertas de una nueva crisis económica. Los diferentes acontecimientos que ha vivido el mundo en los últimos meses han cambiado notablemente el panorama económico.

No obstante, no es momento de que cunda el pánico sino más bien prepararse para el futuro incierto que nos acontecerá en caso de que esta crisis se produzca, y para ello es importante que las empresas lleven a cabo planes de contingencia.

Estos planes de contingencia son un conjunto de medidas de carácter organizativo, técnico y humano que tiene como principal finalidad la continuación del negocio o establecer cómo actuar cuando ocurren situaciones extraordinarias y/o que en que existe algún tipo de riesgo. Las medidas de los planes pueden ser varios tipos:

  • Preventivas

  • Encaminadas a reducir los efectos adversos

  • Encaminadas a la restauración de la situación al estado anterior al acaecimiento de la contingencia

Tal y cómo hemos comentado, la llegada de una crisis financiera es un evento que puede dilapidar las esperanzas sobre tus finanzas personales, por tanto, si no se lleva la planificación adecuada es muy probable que tu salud financiera quede mermada con los efectos de una recesión. Eso sí, la realidad es que se pueden tomar medidas con anterioridad para que no haya especiales problemas económicos cuando la situación global sea adversa.

A continuación, puedes ver algunas posibilidades que puedes llevar a cabo para estar preparado ante la llegada de una crisis financiera:

  1. Aligerar las deudas lo máximo posible. Un saneamiento de las cuentas es clave, de tal manera que se tenga un mínimo de apalancamiento que proporciona tener un margen de maniobra si vienen malas épocas económicas, ya que, en escenarios negativos, los bancos suelen cerrar el grifo de financiación. Navegar en un momento crítico con un endeudamiento sumamente elevado no es nada positivo, por lo que lo que recomiendan siempre los asesores patrimoniales es que liquides tus deudas lo más pronto posible y que no asumas más préstamos. Al menos hasta que se clarifique el escenario de fondo.

  2. Elaborar un presupuesto. La elaboración te puede ayudar a mejorar tus finanzas personales. Además, también podrás llegar a crear un plan de ahorro si tienes toda tu economía en orden. Planificamos, de tal manera, un mejor uso del dinero. 

  3. Controlar tu capital. Esta acción previa protegerá tus finanzas ante una eventual crisis económica, estableciendo mecanismos de control sobre tu dinero. Es decir, hay que conocer el dinero que entra y que sale cada mes.

  4. Reducir gastos al máximo. En muchas ocasiones gastas más dinero del que debes en conceptos que son absolutamente prescindibles. Hay que visualizar en qué estás destinando tu patrimonio para ajustar tu capacidad de reducción.

  5. Creación de fondo de emergencia. Es necesario contar con un fondo de emergencia que cubra entre 3 y 6 meses de gastos básicos mensuales. Hay que ser metódicos y hacerlo desde ya, para tener margen de actuación y recomponer, así, las finanzas.

Desde el Servicio de FEDA Apoyo a la Inversión, tenemos un equipo especializado que puede llevar a cabo toda esta planificación y prevención ante lo que está por venir. Además, tendréis nuestro soporte y apoyo en todo momento. Si quieres obtener asesoramiento personalizado, rellena este cuestionario.

Valora este artículo
(3 votos)
Descargar archivos adjuntos:

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.