+34 967 217 300  feda@feda.es

La inflación se dispara en noviembre hasta el 4,1% y marca su máximo en 18 meses

Jueves, 29 Noviembre 2007
Solbes augura niveles "relativamente altos" para los próximos meses
   
La inflación interanual aumentó cinco décimas en noviembre hasta el 4,1%, dato todavía provisional y que, de confirmarse, supondría la tasa más alta registrada desde mayo de 2006, cuando se situó en el 4,2%. Si finalmente se confirma este indicador armonizado (IPCA), el coste de la desviación de la inflación sobre el 2% previsto a principios de año supondría un gasto de 3.024 millones de euros en las prestaciones de los más de ocho millones de pensionistas que hay en España (1.512 millones para pagar la desviación y otro tanto para la consolidación). Tras conocer el dato, el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha dicho hoy que la subida es una "cifra temporal", pero al mismo tiempo ha augurado que el índice de precios continuará en niveles "relativamente altos" en los próximos meses.
 
Ese 4,1% corresponde al indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que ha difundido hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) y cuyo dato definitivo se conocerá, al igual que el del IPC español -datos que suelen coincidir- el próximo día 14 de diciembre.
 
De confirmarse este dato adelantado, el IPCA -que mide los precios de forma armonizada con el resto de países de la zona euro- en noviembre sería 1,4 puntos superior al registrado en el mismo mes del año anterior y la más alta desde mayo de 2006.
 
El dato del IPC de noviembre, que se conocerá el 14 de diciembre, sirve para fijar la paga que recibirán el año que viene tanto los pensionistas de las clases pasivas como los del régimen general para compensar la pérdida de poder adquisitivo consecuencia del aumento de la inflación.
 
Según los cálculos de la Seguridad Social, cada décima en que la inflación supere el objetivo del 2% tiene un coste de 72 millones de euros (más otros 72 millones para que se consolide en la nómina).
 
De acuerdo con el dato adelantado de noviembre, el coste de la desviación de la inflación supondría 3.024 millones de euros (1.512 millones para pagar la desviación y otro tanto para la consolidación).
 
Con cargo a los presupuestos del próximo año
 
El coste de la desviación se aplicará al presupuesto del próximo ejercicio y el de la paga de compensación, que el Ministerio abonará el próximo mes de enero a los más de ocho millones de pensionistas españoles, se imputará al presupuesto de gastos de 2007.
 
Estos más de 3.000 millones de euros contrastan con los 864 millones que tuvo que abonar el Ejecutivo el pasado enero por este concepto, cuando la inflación se desvió seis décimas sobre el 2%.
 
Solbes: "La cifra no es buena"
 
Tras darse a conocer la noticia, el vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha dicho hoy que la subida es una "cifra temporal", pero al mismo tiempo ha augurado que el índice de precios continuará en niveles "relativamente altos" en los próximos meses.
 
En cualquier caso Solbes ha puntualizado que "aunque la cifra no sea buena" el diferencial de inflación de España respecto a la unión monetaria sigue siendo "más o menos" el mismo de los últimos años. También ha explicado que en noviembre "ha habido menos sorpresa" que en el mes anterior, cuando el Gobierno no contaba con una subida tan alta.
 
"Esperábamos una cifra en torno al 4%", ha reconocido el ministro. "Por lo tanto es una cifra temporal, sabemos que va a seguir a niveles relativamente altos -por los efectos base que algunas veces hemos comentado- en los próximos meses y es un hecho que hay que tomar en cuenta", ha añadido.
 
Solbes ha advertido de que esta situación no se resuelve "con soluciones mágicas" y por tanto "hay que trabajar a largo plazo" con el fin de ser "tan eficientes como otros países europeos" en aspectos como la distribución o el menor consumo energético para que tenga menor impacto en el IPC.
 
De esta manera, ha concluido el ministro, se conseguiría a medio plazo "tener un diferencial de inflación menor".
 
Rajoy califica el alza de "muy preocupante"
 
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha calificado hoy de "muy preocupante" el dato de inflación del mes de noviembre, por lo que consideró que ahora "cobra verdadero sentido" su compromiso de liberar del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a aquellos contribuyentes y pensionistas que perciban menos de 16.000 euros.
 
El líder popular ha argumentado que la inflación "es el mayor impuesto" que pagan las personas menos favorecidas y, por ello, sentenció que es "más urgente, imprescindible y necesario que nunca" la supresión del IRPF.
 
Fuente: elpais.com

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.