+34 967 217 300  feda@feda.es

La inflación acaba 2007 en el 4,2% por la carestía de alimentos y petróleo

Martes, 15 Enero 2008
La subida de 4 décimas en diciembre sitúa el IPC en su nivel más alto desde 2006

El encarecimiento del petróleo y los alimentos ha hecho que la tasa de inflación de 2007 se sitúe en el 4,2%, la más alta desde enero de 2006, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Tras darse a conocer el dato, que es una décima inferior al avanzado por el indicador adelantado, el ministro Solbes ha apelado al ahorro energético como una de las vías para atajar el avance de los precios.

Así, tras subir cuatro décimas en diciembre, la inflación del pasado año ha alcanzado el 4,2% en tanto que la tasa subyacente -que excluye del índice general los precios de los alimentos frescos y de la energía- ha subido dos décimas a lo largo de este mes y ha cerrado el año en el 3,3%.

De los doce grupos que componen la cesta de la compra, los que más se han encarecido en 2007 fueron los de transporte, cuyos precios subieron el 7,1%, Alimentos y bebidas no alcohólicas (6,6%), bebidas alcohólicas y tabaco (6,1%), hoteles, cafés y restaurantes (4,9%), y vivienda (4,8%).

Por su incidencia en el alza del IPC anual, destacan la subida de algunos productos básicos como la leche, un 31,7%, el pan, con un encarecimiento del 14,4%, y las frutas frescas, un 7,8% más caras que en enero de 2007. Por su parte, el precio de la carne de ave o el pollo -la de mayor consumo- ha aumentado un 10,2%.

En el lado opuesto, el aceite ha bajado un 10,4% en el mismo periodo. También se han abaratado los medicamentos y material terapéutico (-6,6%), los objetos recreativos (-6,5%), las patatas y sus preparados (-4,8%) y los electrodomésticos y las reparaciones (-0,3%).

Por lo que respecta a los datos correspondientes estrictamente a diciembre, el incremento de cuatro décimas de la inflación se ha debido, principalmente, al aumento de los precios de ocio y cultura (1,4%) y a la subida de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que se han encarecido un 0,9%, sobre todo en los pescados, crustáceos y moluscos, la carne de vacuno, las frutas frescas y los quesos.

Además, el transporte ha registrado un incremento mensual del 0,8% debido al comportamiento de los carburantes y lubricantes, y los hoteles, cafés y restaurantes subieron un 0,4% por la evolución de los precios de restaurantes, bares, cafeterías, cantinas y comedores.

Por el contrario, han bajado los precios del vestido y el calzado (-1%) al recoger los efectos de las bajadas de precios previas al inicio de la campaña de rebajas de invierno.

Murcia, la más inflacionista

La inflación ha subido en diciembre en todas las comunidades autónomas en términos mensuales, destacando el aumento del 0,6% en Canarias y Cataluña, mientras que País Vasco ha registrado el menor aumento, con un alza del 0,2%.

En tasa interanual, el mayor incremento, con una tasa del 4,7%, ha correspondido a Murcia, seguida de Castilla y León y Castilla-La Macha, que han registrado un incremento del 4,5%. Igual a la tasa nacional (4,2%) se han situado comunidades como Extremadura, Navarra, País Vasco y Andalucía.

Por debajo de este nivel y con los menores aumentos aparecen Asturias y Galicia, con un incremento del 4,1%, Madrid (4%), Islas Baleares y La Rioja, con subidas del 3,9%, Melilla (3,8%) y Ceuta (3%).

Esta ha sido la segunda vez que la inflación alcanza el 4,2% en esta legislatura, tras haberse registrado el mismo nivel en enero de 2006, y se ha convertido así en la cota más alta registrada en los cuatro años de Gobierno socialista.

Reacción de Solbes

Tras darse a conocer el dato, el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha reiterado en declaraciones a la Cadena Ser la preocupación del Gobierno por las familias con menos recursos, que lo "están pasando mal" por el incremento del IPC al tiempo que ha destacado la necesidad de que España reduzca su consumo energético para luchar contra la inflación.

Tras afirmar que el alza de los precios "es consecuencia, en parte, del exceso de consumo energético que España tiene por unidad de producto", el también vicepresidente ha manifestado que por ello son "importantísimas" las medidas que ya ha adoptado el Gobierno a favor del ahorro energético y la apuesta por las energías renovables.

En su opinión también es fundamental diversificar el abastecimiento energético y "en algunos casos" la puesta en marcha de energías renovables.

Sobre el alza de los alimentos, el ministro ha confiado en que la mejora de las cosechas en 2008 palíe el efecto sobre los precios que han provocado el aumento de la demanda en países como China e India.

Con respecto a la reducción de una décima de la tasa definitiva de la inflación al 4,2%, Solbes ha destacado que "una décima es importante porque significa que nos separamos algo menos de Europa y porque tampoco alcanzamos esa punta que podemos decir histórica del 4,3%".

Así, ha recordado que la economía española se encuentra en un pico de inflación que se repite, ya que la cifra del 4,2% ya se alcanzó en 2006 y también entre mayo y junio de 2001.

Además, Solbes se ha referido a los 1.500 millones de euros que las arcas públicas tendrán que desembolsar para compensar a los pensionistas (que se calculó con la cifra de la inflación de noviembre, que fue del 4,1%) y ha dicho que este cantidad servirá para reactivar la economía porque va directamente al consumo privado.

La inflación, ha recordado, afecta más a los convenios colectivos y depende de las características de éstos (si los ajustes son bianuales o anuales) pero, ha añadido, "hay más dinero disponible para los asalariados que tienen estas cláusulas".

Preguntado sobre la percepción que muchos ciudadanos han tenido de que el Gobierno ha hecho un discurso triunfalista sobre la economía, Solbes ha respondido que a pesar de que algunos lo hayan percibido así, su "discurso ha pretendido ser muy claro".

De este lado, ha calificado los resultados de la legislatura de "excelentes", aunque al final de la misma se haya producido una desaceleración económica, "que ya estaba prevista" por el alto precio del petróleo y el problema de las hipotecas subprime que, según Solbes, "han contaminado" el mundo del crédito en Europa y España.

Por último, ha añadido que España hoy está mejor preparada que al principio de la legislatura si la desaceleración "va más allá" a pesar de los problemas de inflación, la evolución del empleo y el déficit por cuenta corriente, que no ha sido nunca un problema, pero ahora, con las restricciones de crédito, "es más difícil encontrar dinero". No obstante, ha reiterado que, en su opinión, los tipos de interés y por lo tanto, las hipotecas "han tocado techo", y en el futuro "tenderán a ir a la baja".

En la misma línea, el Ministerio ha destacado a través de un comunicado que la subida al 4,2% del IPC "continúa teniendo un carácter exógeno" y es "previsible" que este indicador se modere "a partir de la próxima primavera".

Fuente: elpais.es

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.