+34 967 217 300  feda@feda.es

La vicepresidenta de la Junta recibe en Bruselas el proyecto de la sede de FEDA

Lunes, 11 Febrero 2008
El Comité Ejecutivo también se reunió con la Delegación de CEOE
Con el único objetivo de que el proyecto de la nueva sede de FEDA sea una realidad y encontrar las posibles vías de financiación, las más importantes encuadradas en los fondos europeos, la representación del Comité Ejecutivo de FEDA, encabezada por su presidente Artemio Pérez Alfaro, presentó en la Oficina de Castilla-La Mancha el catálogo-libro que se ha editado con todos los detalles de esta edificación.
 
El documento fue recibido por la propia vicepresidenta segunda y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araujo, quien resaltó la calidad y alcance del proyecto de la Confederación. Esta reunión en Bruselas tendrá su continuidad el próximo lunes, día 18 de febrero, en Albacete, en una reunión que el Comité Ejecutivo de FEDA celebrará con ella en la Delegación de la Junta en nuestra provincia. Una reunión que servirá, también, para la presentación pública de catálogo editado ahora por FEDA.
 
En el transcurso de la reunión, la vicepresidenta segunda puso a disposición de los representantes empresariales de Albacete la Oficina de Castilla-La Mancha en Bruselas, que presta asistencia logística a colectivos, empresas, entidades o instituciones de la región ante los organismos de la Unión Europea.
 
El proyecto de la nueva sede de FEDA, su financiación y los fondos europeos también fueron tema central de la reunión en la Oficina de CEOE en Bruselas, la representación institucional de los empresarios y las empresas españolas ante la Unión Europea. Fue su director, José Isaías Rodríguez y García-Caro, quien atendió con todo detalle a los empresarios de Albacete.
 
Cuchillería y Directiva de Servicios
 
Al mismo tiempo, ambas reuniones, tanto en CEOE como en la Oficina de Castilla-La Mancha, sirvieron para plantear temas específicos que afectan y afectarán a las empresas de Albacete. En primer lugar, y siguiendo los planteamiento de APRECU, que en la Unión Europea se establezcan normas de control eficaces para que los productos manufacturados importados de terceros países, especialmente los productos de cuchillería y textil, por lo que a Albacete se refiere, vengan marcados de origen, cosa que ya hacen los principales socios comerciales de la UE, tales como Canadá, China, Japón y Estados Unidos, que cuentan con dicha normativa, y que hace que la procedencia no sólo figure en el embalaje, sino también en el producto.
 
Asimismo, se trató el tema de la Directiva Servicios que entró en vigor el 28 de diciembre de 2006, actualmente en fase de transposición. Los Estados miembros (entre ellos España) disponen de un plazo tres años, que finaliza el 28 de diciembre de 2009.
 
El objetivo de la Directiva es alcanzar un auténtico mercado único de servicios en la Unión Europea a través de la eliminación de las barreras legales y administrativas que actualmente limitan el desarrollo de actividades de servicios entre Estados Miembros.
 
La Directiva cubre una amplia gama de servicios: actividades de asesoría jurídica o fiscal, arquitectura, ingeniería, contabilidad, topografía, peritaje, la artesanía, servicios prestados a empresas (limpieza, vigilancia y seguridad, organización de eventos, cobro de deudas, publicidad, consultoría en gestión y organización empresarial), la distribución comercial (incluyendo el comercio mayorista y el minorista), servicios turísticos (agencias de viajes), ocio (centros deportivos, parques de ocio), instalación y mantenimiento de equipos, servicios relacionados con la información (creación y gestión de páginas en internet, agencias de noticias, editoriales), actividades de consultoría y programación informática, hostelería (restaurantes, hoteles, cafeterías, bares), servicios en el ámbito de la formación y la educación, alquiler y arrendamiento con opción de compra, servicios inmobiliarios, limpieza, jardinería, reparaciones, servicios de certificación, etc.
 
El objetivo de la simplificación administrativa es reducir y eliminar la normativa innecesaria e injustificada que restringe el acceso y ejercicio de una actividad de servicios. La simplificación administrativa redundará en una simplificación de los procedimientos y trámites existentes en la actualidad.
 
Ello implicará una mayor competencia de empresas europeas que se podrán instalar libremente en España, lo que puede afectar sensiblemente a sectores como el comercio.
 
A la inversa la directiva supondrá facilidades para los prestadores españoles de servicios de establecerse en otros países, ya que se establece como regla general que cualquier prestador de servicios establecido legalmente en un Estado miembro podrá establecerse en cualquier otro país de la Unión. Sólo excepcionalmente podrá supeditarse el acceso o ejercicio de una actividad de servicios a un régimen de autorización cuando concurran determinadas condiciones.

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.