+34 967 217 300  feda@feda.es

Agricultura convoca las ayudas para el fomento de la calidad agroalimentaria

Miércoles, 20 Febrero 2008
El plazo de presentación de solicitudes finaliza el próximo 31 de marzo
La Consejería de Agricultura publica hoy la orden por la que se regulan las ayudas para el aumento del valor añadido de los productos agrícolas y el fomento de la calidad agroalimentaria (FOCAL) durante el período 2008-2013, y se convocan dichas ayudas para el año 2008 en Castilla-La Mancha.
 
Estas subvenciones pretenden fundamentalmente aumentar el valor añadido generado por las empresas agroalimentarias a través de la innovación en los productos, procesos y tecnologías, la mejora de la calidad y el rendimiento de las producciones, la mejora de la comercialización y el incremento de la competitividad de los productos en el mercado.
 
La orden, que hoy publica el Diario Oficial de la región, tiene como objetivo la aplicación en la Comunidad Autónoma de la medida destinada a incrementar el valor añadido de los productos agrícolas y forestales, incluida en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha 2007-2013.
 
Estas ayudas, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el Estado y la Comunidad Autónoma, se dirigen a las microempresas, pequeñas y medianas empresas (PYMES) y a las grandes empresas con menos de 750 empleados o un volumen de negocio anual inferior a 200 millones de euros.
 
Las empresas que superen ambos umbrales no pueden acceder a estas ayudas cofinanciadas, pero sus inversiones serán incentivadas con fondos propios de la Consejería de Agricultura.
 
Por su parte, el beneficiario deberá aportar una contribución financiera exenta de cualquier apoyo público de, al menos, un 25% de los costes subvencionables mediante recursos propios o financiación externa.
 
Para recibir la subvención, las inversiones que realicen las industrias agroalimentarias tendrán que mejorar el rendimiento global de la empresa; afectar a la transformación y/o comercialización de productos agrícolas o al desarrollo de nuevos productos, procesos y tecnologías; y cumplir las normas comunitarias en materia de medio ambiente, higiene, seguridad y salud en el trabajo y bienestar animal.
 
Mediante la orden publicada, se subvencionarán los gastos de construcción, adquisición o mejora de bienes inmuebles; la compra de maquinaria nueva y equipos y los costes generales, estos últimos hasta un límite del 8%.
 
Las subvenciones totales que se concedan no podrán superar el 50% de la inversión subvencionable en el caso de microempresas, pequeñas y medianas empresas, mientras que para las grandes empresas la intensidad máxima de la ayuda será del 25%.
 
Solicitudes de ayuda
 
Las solicitudes de ayuda se cumplimentarán en los impresos que estarán a disposición de los beneficiarios en las Delegaciones Provinciales de la Consejería de Agricultura, así como en la página web de la Junta de Comunidades en la dirección www.jccm.es/agricultura.
 
Cada año se fijará el plazo de presentación de solicitudes mediante resolución del titular de la Dirección General competente en materia agroalimentaria. Para las ayudas correspondientes al año 2008, el plazo de presentación de solicitudes comenzará mañana y finalizará el próximo 31 de marzo.
 
Las solicitudes se presentarán en las Delegaciones Provinciales de la Consejería de Agricultura o en los lugares previstos por la ley.
 
Importancia del sector agroalimentario
 
La calidad del sector agroalimentario es una de las prioridades de la Consejería de Agricultura, ya que se trata de uno de los principales motores y con mayor peso en la economía y el desarrollo tanto regional como rural.
 
Este sector ha realizado durante los últimos años un gran esfuerzo para modernizarse y adaptarse a la notable competencia existente en los mercados en productos tan estratégicos para la región como el vino, el aceite de oliva, los productos cárnicos, el queso y las frutas y hortalizas, entre otros. 
 
El sector agroalimentario en Castilla-La Mancha está constituido fundamentalmente por pequeñas y medianas empresas, que proporcionan trabajo a un alto porcentaje de población activa y que tiene fuertes implicaciones económicas, sociales y medioambientales.
 
Además, la instalación de industrias agroalimentarias en la región posibilita la viabilidad de las explotaciones agrarias, incrementa el valor añadido de las producciones, crea y mantiene puesto de trabajo y facilita el acceso a los mercados de los productos agrícolas.
 
Durante el período 2000-2006, la Consejería de Agricultura destinó ayudas a la modernización y mejora de la comercialización de las industrias agroalimentarias por importe de 387,1 millones de euros para una inversión cercana a los 1.600 millones de euros.
 
Fuente: jccm.es

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.