+34 967 217 300  feda@feda.es

La Mesa regional de la Madera quiere internacionalizar y modernizar el sector

Jueves, 21 Febrero 2008
La Asociación de FEDA está representada por su presidente Perfecto López
En su primera reunión, la Mesa se ha centrado en el diagnóstico y el diseño de un eje de trabajo para conseguir empresas más grandes, más internacionalizadas y en sintonía con las nuevas tendencias de los consumidores.
 
Representantes de la patronal, de los sindicatos CCOO y UGT y de las Consejerías de Trabajo y de Industria y Sociedad de la Información han constituido hoy en Toledo la Mesa Regional de la Madera que en su primera reunión ha estado centrada en el diagnóstico y el diseño de una línea de actuación según ha informado al fin de la reunión el consejero de Industria y Sociedad de la Información, José Manuel Díaz-Salazar. En esta reunión tiene presencia la Asociación de Empresarios Ebanistas y Carpinteros, que preside Perfecto López, y que está integrada en FEDA.
 
Respecto a la primera cuestión, la radiografía del sector, Díaz-Salazar ha apuntado que hay tres factores que están afectando a esta industria y sus diferentes subsectores: la desaceleración de la economía, en particular de la construcción, el cambio en las tendencias de los consumidores y la entrada de nuevos competidores como consecuencia de la globalización.
 
Con este panorama, ha apuntado el consejero, “la solución de cara al futuro debe pasar no sólo por la normalización del sector de la construcción sino porque el producto que se fabrica en Castilla-La Mancha se aproxime más al consumidor”.
 
Acercarse a las nuevas tendencias y sustituir la demanda interna pasa por la utilización de recursos que ya existen en la región, que están a disposición de las empresas y que no siempre se usan.
 
En concreto, Díaz-Salazar ha aludido al Centro Tecnológico de la Madera, creado para que las empresas inviertan en nuevos productos; el Centro Regional de Diseño, otra respuesta del Gobierno regional para favorecer la innovación y el diseño y el Instituto de Promoción Exterior (IPEX), para buscar mercados en el exterior, más allá de los nacionales. En ese sentido, el consejero ha animado a todos los subsectores de la Madera a que pasen por estos centros y utilicen los recursos que ponen a su disposición. 
 
Menor atomización
 
Otro de los retos que debe afrontar el sector en los próximos tiempos es la atomización empresarial, es decir, pasar de una estructura de microempresas a otra de pequeñas y medianas empresas menos vulnerables y capaces de abordar los retos y costes de la innovación, la calidad, el diseño y la internacionalización.
 
Si se toman estas medidas, ha dicho el consejero, en unos años el sector de la Madera debería haber cambiado su perfil, “pasando a una estructura empresarial menos de micro y más de pequeñas y medianas empresas que hacen un producto más ligado a las tendencias actuales, que tiene mucha más innovación, más diseño, más calidad y que no sólo se conforma con el mercado nacional de la construcción sino que apuesta por el internacional”.
 
El último factor que hay que tener en cuenta en esta diagnosis es la competencia, consecuencia de la globalización, que llega no sólo China sino de países como Portugal que se están introduciendo en subsectores como el de las puertas.
 
Díaz-Salazar también ha informado de que en el transcurso de la sesión se ha acordado hacer un estudio cualitativo que permita conocer la situación económica del sector.
 
Buenos fabricantes y buenos empresarios
 
El consejero de Industria ha explicado que el empresariado debe dar un salto cualitativo en su estrategia de forma que puesto que ya es un gran fabricante ahora tiene que pasar a ser un gran empresario.
 
“Las empresas de Castilla-La Mancha han hecho un grandísimo esfuerzo para ser muy buenos fabricantes y ahora tienen que hacer mucho más esfuerzo para adaptarse a unas reglas del juego que exigen los aspectos a los que hago referencia: tener más escala para no ser vulnerable y como premisa para abordar los costes de la innovación, conseguir canales de comercialización, utilizar Internet para captar clientes… Este tipo de parámetros de la nueva economía es difícil que se instalen en nuestra estructura empresarial si no hay esfuerzos de mentalización y adaptación; en definitiva se trata de pasar de ser buenos fabricantes a magníficos empresarios”.
 
Estas recetas, ha dicho el consejero, ya se están empezando a aplicar y así lo indica el hecho de que empresas del sector de las puertas hayan apostado desde hace tiempo por la introducción de puertas con nuevos acabados, texturas etc., o que se consorcien como han hecho recientemente para asistir a ferias y buscar mercados internacionales.
 
Fuente: jccm.es
 
 

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.