+34 967 217 300  feda@feda.es

La carestía del petróleo eleva al 4,5% la inflación en marzo por quinto mes

Viernes, 11 Abril 2008
Economía insiste en que comenzará a bajar el próximo mes
El dato definitivo de la inflación de marzo, que muestra una subida del 4,5%, amenaza con echar por tierra las previsiones del Gobierno y los organismos internacionales que auguraban una moderación de los precios a partir del próximo mes ante la persistencia de los máximos del petróleo y el inicio de la expansión de la carestía de la energía y los alimentos al resto de sectores.
De hecho, el IPC ha registrado su mayor subida mensual desde el pasado octubre con un incremento del 0,9%, lo que ha llevado su tasa interanual al mencionado 4,5%, la más alta desde julio de 1995, según los datos hechos públicos hoy por el INE.
 
Esta subida en marzo del IPC, que acumula cinco meses al alza por encima del 4%, empieza a mostrar la expansión de la subida del petróleo y los alimentos al resto de sectores, como pone de relieve el incremento de la inflación subyacente -que excluye del índice general los alimentos frescos y la energía- también ha subido una décima en marzo, con lo que su tasa interanual se ha situado en el 3,4% tras registrar un alza mensual del 0,7%.
 
Ante estos datos, el secretario del Ministerio de Economía en funciones, David Vegara, ha insistido en que la inflación comenzará a bajar a partir de este mes y seguirá haciéndolo a lo largo del año hasta llegar al "entorno" del 3% si los precios de la energía no registran nuevos repuntes. Para el departamento, la evolución de los precios "no es satisfactoria", aunque ha recordado que se trata de "un problema de precios internacionales" y ha augurado una moderación de la tasa de inflación a partir de abril.
 
Según los datos hechos públicos hoy por el INE, el alza de los precios en marzo ha sido consecuencia, principalmente, del encarecimiento del grupo de vestido y calzado, cuyos precios han subido un 3,4% condicionados, también, por el inicio de la temporada primavera-verano.
 
Asimismo, a lo largo del mes pasado subieron, aunque en menor medida, los precios del transporte (1,7%), por la persistencia en el alza de los carburantes y lubricantes; el ocio y la cultura (1,2%), por la subida de los viajes organizados y los hoteles, cafés y restaurantes (1%). Por el contrario, los de la enseñanza no variaron, y sólo bajaron los de la medicina, un 1,2%.
 
Dentro de la alimentación, sector sensible para el bolsillo de los ciudadanos y que acumula una carestía del 6,9% en los últimos doce meses, ha registrado algunos descensos de precios a la espera de la puesta en marcha del anunciado Observatorio de Precios del Gobierno. Así, productos básicos como la leche, aunque ha subido un 27% en un año, se ha abaratado otro 2,1% desde enero.
 
Otros alimentos base como los huevos, el pan, la fruta fresca y los productos lácteos han subido más de un 10% a lo largo del pasado año.
 
Por lo que respecta al petróleo, factor que ha condicionado fuertemente al alza los precios en el último año sobre todo desde el pasado verano y que, lejos de bajar, continúa en máximos tras marcar el miércoles un nuevo récord cerca de los 1,10 dólares, ha provocado que los carburantes hayan subido más de un 19% desde marzo de 2007 mientras los transportes han hecho lo propio un 7,5%.
 
De su lado, el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) ha alcanzado en el mismo periodo el 4,6% interanual, dos décimas más que en febrero, con lo que se mantiene en sus niveles más altos desde que se creó este índice en 1997. Además, la confirmación de este dato, que se adelantó el pasado día 1 de abril, mantiene el diferencial con la euro zona en el 1,1%.
 
La CEOE confía en que los precios bajen a final de año
Tras darse a conocer estos datos, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha considerado que la inflación se irá moderando en los últimos meses del año para concluir "bastante por debajo" de la tasa actual, que se situó en el 4,5% en el mes de marzo.
 
Díaz Ferrán ha considerado que la inflación del tercer mes del año no es una buena noticia, aunque señaló que era "esperada". "Es una mala noticia por dos motivos: primero porque suben los precios y, segundo, porque el señor Trichet seguirá diciendo que no se pueden bajar los tipos de interés y eso es muy malo para las familias y para las empresas", ha señalado.
  
   Fuente: elpais.es

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.