+34 967 217 300  feda@feda.es

Castilla-La Mancha ya tiene un Pacto por la Vivienda

Lunes, 12 Mayo 2008
Rubricado por la ministra Beatriz Corredor y el presidente Barreda
Este acuerdo beneficiará principalmente a los más de 35.000 jóvenes demandantes de una vivienda en Castilla-La Mancha, la primera región en poner en marcha un plan con el que el presidente autonómico, José María Barreda, pretende cumplir con su compromiso de garantizar el acceso a la vivienda a todos los castellano-manchegos que la necesiten.
 
El Gobierno de Castilla-La Mancha facilitará el acceso a la vivienda a 50.000 familias gracias al acuerdo que hoy suscribió con los agentes sociales y empresariales de la región y que incluye diversas iniciativas destinadas a favorecer la construcción de viviendas.
 
El Pacto por la Vivienda en Castilla-La Mancha es un acuerdo innovador y pionero en España fruto de la coordinación y colaboración del Gobierno que preside José María Barreda con las organizaciones sociales y empresariales que aglutinan a todos los agentes implicados en la política de vivienda. El Pacto ha sido firmado con los representantes sindicales y empresariales de la Región; la Federación Regional de Empresarios de la Construcción; la Federación de Cajas de Ahorros de Castilla-La Mancha, la Federación de Municipios y provincias de la Región y el Consejo regional de la Juventud.
 
La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, presidió, junto a Barreda, el acto de la firma de este acuerdo cuyo horizonte temporal es de 2008 a 2015 y que beneficia principalmente a los más de 35.000 jóvenes demandantes de una vivienda en Castilla-La Mancha.
 
Gracias a este Pacto, los castellano-manchegos podrán optar a las Viviendas de Iniciativa Público-Privada, una de las principales medidas que recoge el plan y que supone la creación de viviendas de unos 70 metros cuadrados útiles, cuyo precio oscilará entre los 130.000 y 150.000 euros.
 
Estas viviendas las construirá la iniciativa privada pero con una doble garantía por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha: que todas las viviendas tienen comprador desde el día del inicio de obras y la garantía de contar con financiación para su construcción. Es decir, encontrar el punto de encuentro entre la demanda de viviendas y la capacidad de oferta.
 
Se trata de viviendas de promoción privadas realizadas sobre suelos de titularidad privada, en lugares en los que exista demanda, para las que se pacta un precio que las haga asequibles y, a su vez, atractivas en términos de costes de construcción y rentabilidad.
 
Otras medidas
 
Además, este plan prevé un conjunto de medidas y reformas legales para agilizar los procesos de gestión de suelo, dirigidas a facilitar la construcción de viviendas. Todas quedarán garantizadas mediante la constitución de la Mesa del Pacto por la Vivienda en Castilla-La Mancha, con representación de todas las instituciones firmantes, y del Observatorio del Suelo y la Vivienda de Castilla-La Mancha, como instrumento de apoyo técnico a la Mesa.
 
La incorporación de nuevas iniciativas de apoyo a los promotores que quieran facilitar suelo para viviendas, mediante convenios para desarrollo de suelos; la potenciación de la actividad de las Oficinas de Vivienda de Castilla-La Mancha para convertirlas en el elemento central de la gestión de la demanda de vivienda; y la adaptación del Plan de Vivienda y Suelo a las necesidades del mercado y de la demanda son algunas de las medidas contempladas en el acuerdo.
 
Asimismo, en el marco de este Pacto se abordará la preparación de una Ley de Garantías de Acceso a la Vivienda que facilite a los inscritos en el Registro de Demandantes la posibilidad de acceder a una vivienda en un plazo no superior a un año.
 
Otra de las medidas que recoge este plan es la elaboración de un nuevo sistema de selección del adjudicatario que establecerá un procedimiento muy ágil en el que la norma general será ir ordenando los demandantes por su antigüedad en el registro general, con la reserva de un cupo de viviendas para atender a colectivos especiales.
 
El Pacto por la Vivienda en Castilla-La Mancha recoge los municipios de la región en los que existen a día de hoy 100 o más demandantes, lo que supone el 88% de la demanda total. De los inscritos en el Registro de Demandantes (cerca de 50.000), el 74,4 por ciento son jóvenes, que serán los mayores beneficiados de este Acuerdo que también está dirigido a los sectores empresariales afectados por la desaceleración económica, como el de la construcción, cuyo empleo supone el 13,7 por ciento del total de la Comunidad Autónoma.
 
Pero también la industria auxiliar se beneficiará del Pacto por la Vivienda, un sector importante para una región de la que sale el 75 por ciento de las puertas que se fabrican en España, así como más del 25 por ciento de la cerámica industrial nacional.
 
Hoja de ruta común
 
La ministra de la Vivienda, Beatriz Corredor, se mostró esperanzada hoy en Toledo, en que el Pacto Estatal por la Vivienda, se inspire en el espíritu de consenso y acuerdo del que ha nacido el Pacto por la Vivienda de Castilla-La Mancha.
 
En este contexto, como testigo y notaria de la rúbrica, Corredor aseguró que el Pacto alcanzado hoy en Castilla-La Mancha parte de un análisis certero de la situación de la vivienda en esta Comunidad y aporta una solución imaginativa a la coyuntura que atraviesa esta Región.
 
Del mismo modo, destacó que desde el Gobierno de España se valora positivamente la búsqueda de acuerdos en el seno de las comunidades autónomas, como el que hoy ha tenido lugar en Toledo que da respuesta a las necesidades de vivienda de los ciudadanos de la Región y sirve, a su vez, para amortiguar los efectos del ajuste brusco que está atravesando el sector de la construcción residencial.
 
En este orden de cosas, adelantó que la Administración General del Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos deben trazar una hoja de ruta común que culmine en la firma de un Pacto Estatal por la Vivienda en el que deben confluir los intereses y las capacidades de todos los agentes implicados. “Un pacto incluyente, en el que todos nos podamos sentir cómodos y representados, para conseguir algo más que una suma de voluntades”, apuntó Corredor.
 
Voluntad de acuerdo y consenso
 
A esa voluntad política de acuerdo y consenso hizo alusión el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que quiso, en primer lugar, agradecer a todos los agentes implicados su voluntariedad a la hora de firmar el Pacto por la Vivienda en Castilla-La Mancha, que trata de “echar una mano para relacionar la demanda con la oferta y conseguir nueva vivienda a un precio asequible”.
 
Barreda también agradeció a la ministra Corredor su presencia como testigo de excepción en la rúbrica de este Pacto y significó la presencia de más de un centenar de representantes del sector de la construcción y afines en este acto que pone de manifiesto la unión y coincidencia, una vez más, de la sociedad de Castilla-La Mancha en aquellos asuntos que son de radical importancia para el progreso y desarrollo de esta Región.
 
“Esta tierra, -manifestó el jefe del Ejecutivo autonómico-, se considera la parte de un todo que es España y que es consciente que, haciéndolo bien en la parte que le corresponde, colabora a engrandecer el conjunto”.
 
Del mismo modo, el presidente destacó el compromiso cívico de todos y cada uno de los sectores protagonistas en este Pacto por la Vivienda que dará respuesta a la demanda de más de 47.000 castellano-manchegos de los que el 74% son jóvenes y en los que se ha pensado a la hora de elaborar este tipo de viviendas de iniciativa público-privada que no se hacen en vez de las Viviendas de Protección Oficial sino además de las mismas. 
 
Respuesta a dos situaciones complicadas
 
Barreda recordó que, además de dar respuesta a esta demanda, también se solventa la situación que en estos momentos atraviesa la construcción y sectores afines, pues en Castilla-La Mancha son muchos los jornales que dependen de esta área. Así recordó que el 74% de las puertas de España se fabrican en Castilla-La Mancha y más del 54% de la cerámica industrial también.
 
“Con este Plan los demandantes tendrán una vivienda con una hipoteca cómoda y los constructores tienen garantizada la venta”, apuntó Barreda que se mostró convencido del éxito de este Plan por el grado de implicación que han adquirido los promotores y se mostró esperanzado en el éxito de un Plan de Vivienda inteligentemente planteado y ejecutado con eficacia”.
 
Fuente: jccm.es
 
 
 
 

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.