+34 967 217 300  feda@feda.es

El Ejecutivo rebaja la previsión de crecimiento al 1,6% en 2008 y al 1% en 2009

Viernes, 25 Julio 2008
El paro subirá al 12,5% y se destruirá empleo por primera vez en 15 años

Hace dos meses era "enormemente exagerado" hablar de crisis, según el vicepresidente económico, Pedro Solbes, que identificaba esa palabra con recesión. Hace un mes era "opinable" si la había o no, una cuestión académica, según el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Ayer, el Gobierno se dio de bruces con la realidad. No es sólo que por primera vez Solbes hablase varias veces de "crisis" en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, sino que, además, pintó un panorama que apunta a un profundo y duradero deterioro de la economía.

El Ejecutivo ha acometido una drástica rebaja de su previsión de crecimiento al 1,6% en 2008 y al 1% en 2009, las tasas más bajas desde la recesión de 1993. Es el tercer recorte en menos de un año. Solbes presentó los Presupuestos para 2008 con una previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 3,3%, que en diciembre redujo al 3,1%. En abril, tras las elecciones, Solbes rebajó las previsiones para ambos años al 2,3%, cifras que entonces calificó de "realistas".

El nuevo ajuste de ayer supone rebajar casi a la mitad el crecimiento en el bienio. El vicepresidente culpó a la evolución de los tipos de interés y del petróleo, pues tanto el Euríbor como el crudo han marcado máximos históricos y recordó el carácter internacional de la crisis, "la más compleja de las últimas décadas", según dijo.

El Gobierno, de hecho, se ha puesto al frente de la manifestación. Sus previsiones son más negativas que las de la OCDE, la Comisión Europea y el FMI, que se han quedado "algo larguitas", según el vicepresidente.

Solbes cree que lo peor de la crisis llegará en la segunda mitad de este año y el primer trimestre del próximo, para los que el Gobierno prevé estancamiento o un crecimiento trimestral mínimo (del 0,1% o el 0,2%, como máximo). El vicepresidente no espera decrecimiento de la economía en ningún trimestre aunque en alguno estaremos "rozando el larguero", según el símil futbolístico que repitió ayer. Lo que sí descarta Solbes es la recesión (dos trimestres consecutivos de caída de la actividad). Es más, el Gobierno espera cierta recuperación desde el segundo semestre de 2009 y que a partir de 2010 "la economía vuelva a crecer a tasas cercanas a su potencial", que Solbes suele cifrar en el 3%.

El efecto del frenazo económico será devastador para el empleo, como ya mostraban ayer mismo las cifras de la Encuesta de Población Activa, según la cuales la tasa de paro ha subido al 10,4%. El Gobierno espera que esa tasa siga aumentando este año y que en 2009 se sitúe en el 12,5%. Ésa es la media, lo que es compatible con que en algunos momentos se supere el 13%. El Gobierno cree que la caída del sector de la construcción, intensivo en empleo, se acentuará en 2009.

Las propias previsiones aprobadas ayer mostraron la descoordinación del Gobierno y dejaron en evidencia al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que horas antes descartaba desde Bruselas que el paro fuera a superar el 11% en 2009. "Yo dije en su momento que el paro se situaría para el año que viene más cerca del 11% que del 10% y creo que va a estar por ahí. Creo que las previsiones de la OCDE [que pronosticó un 10,7%] pueden ser unas previsiones buenas", señaló a la entrada de la reunión del Consejo de Interior y Justicia de la UE, según las declaraciones recogidas por Europa Press

El Gobierno, además, prevé que en 2009 se destruya empleo (en media anual) por primera vez en 15 años. Traducidas, las cifras del Gobierno suponen la destrucción de unos 100.000 empleos y el aumento del paro en aproximadamente medio millón de personas en 2009.

Las cuentas del Estado

El menor crecimiento y el aumento del paro pasarán factura a las cuentas del Estado. Solbes prevé déficit no sólo para este año, sino también para el próximo, como avanzó el miércoles. Según el Gobierno, los ingresos se situarán en 156.500 millones y los gastos en 159.730 millones, incluyendo una partida adicional de 1.500 millones para cubrir las prestaciones de desempleo. Eso supone un crecimiento del gasto del 4,5% (el 3,5% sin esa partida adicional).

Con los ajustes para expresarlo en términos de contabilidad nacional, el déficit será de 3.865 millones, un 0,34% del PIB, que rondará los 1,13 billones de euros en 2009, según las nuevas previsiones. La ley de estabilidad permite elaborar un presupuesto con un déficit máximo del 0,4% si la economía crece menos del 2%.

Según Solbes, los Presupuestos para 2009 serán claramente austeros en todas las partidas, salvo las dedicadas a la protección social y las que puedan contribuir a reactivar el crecimiento de la economía.

El rigor de los Presupuestos, las medidas ya adoptadas y las que se puedan tomar en el futuro son, según el discurso de Solbes, las recetas para superar la crisis, término que también asumió ayer el PSOE en un comunicado.

Para el PP, es demasiado tarde. En otra nota, el portavoz popular de Economía, Cristóbal Montoro, acusó al Gobierno de "ir a remolque de la realidad". "Su modelo tiene dos socavones, el de las familias con el paro, y el de las empresas, por la pérdida de competitividad", añadió.

Fuente: elpais.es

 

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.