+34 967 217 300  feda@feda.es

La crisis rebaja tres puntos la confianza en la economía albaceteña

Lunes, 01 Septiembre 2008
Segúnn estudio del Consejo de Cámaras sobre el Indice de Confianza Empresrial
La incertidumbre por la que pasa el conjunto de la economía se deja ver en uno de los datos más tenidos en cuenta en los análisis de los expertos: el Indicador de Confianza Empresarial (ICE). Según consta en el documento elaborado por el Consejo de Cámaras, Economía Española a mediados de 2008, situación y perspectivas, este ICE alcanzó en el mes de julio otro mínimo histórico, llegando a -12,6 puntos, seis menos que en abril. ¿Cómo se refleja ese dato en las empresas albaceteñas? Desde la Cámara de Comercio e Industria de la provincia se apuntaba a que los indicadores, aunque válidos para el contexto general, ocultan grandes diferencias entre zonas gravemente afectadas por el efecto de la crisis inmobiliaria, como la costa levantina o determinadas provincias. No obstante, la confianza empresarial en Albacete también ha descendido, según manifestaba el propio presidente de la institución cameral, Artemio Pérez: «Tenemos un descenso del ICE de tres o cuatro puntos, aunque hay zonas cercanas en otras regiones con descensos muy importantes». En cualquier caso, los efectos de la situación económica actual parecen hacer mella en este índice ICE, que sirve de orientación de la percepción de los empresarios sobre las posibilidades de su actividad en la economía.
 
En el caso de Albacete, la elevada inflación y la falta de facilidades para recibir un crédito se notan desde meses en el consumo interno, una realidad que afecta en general a toda la economía. Artemio Pérez señalaba los «peligros» de la reducción del consumo, peligros que ya pueden observarse en el caso de la economía albaceteña: «Las empresas tienen menor actividad y ello hace que la producción industrial vaya poco a poco parándose; cuando el producto no sale, la actividad se va deteniendo». En este sentido, indicó el presidente de la Cámara, las empresas albaceteñas siguen manteniendo un ritmo «aceptable» dentro de los parámetros en los que la economía se está moviendo durante estos meses.

Menos impuestos
 
El segundo peligro de la reducción del consumo viene para las distintas administraciones, tal como se constató también desde la Cámara de Comercio albaceteña: «Si hay menos consumo, menos demanda, hay menos ventas, menos beneficio, y por consiguiente menos impuesto», indicó Artemio Pérez, que recordó que las administraciones indican que hay «hasta un 30% menos de ingresos por IRPF, plusvalías o Impuesto de Sociedades, y esto es grave».

El informe de la Cámara recoge algunas «inquietudes» para la economía regional, como son el efecto que tenga a medio plazo el parón en la construcción o el «fuerte incremento del gasto público en el último período». Además, entre otras cosas se señala que urge un mayor esfuerzo de las empresas para invertir en Innovación y Desarrollo (I+D), y mejorar en general la competitividad, innovación y capacidad de las empresas para emprender.
 
Fuente: La Tribuna de Albacete

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.