+34 967 217 300  feda@feda.es

El fondo de ayuda primará a los bancos que concedan créditos

Jueves, 23 Octubre 2008
Destinado a empresas y hogares e inyecten liquidez en el sistema
Economía tiene listos ya los criterios que guiarán la compra de activos a las entidades en dificultades, recogidos en un borrador de reglamento al que ha tenido acceso el diario CincoDías. Según publica hoy este rotativo, el Gobierno quiere primar a aquellos bancos o cajas que otorguen crédito nuevo destinado a empresas y hogares e inyecten liquidez en el sistema. El fondo estará diversificado de forma que el umbral máximo de riesgo con cada entidad no podrá superar el 10%.
El método para la adquisición de activos por el que se regirá el Fondo de ayuda a la banca descansará en el sistema de subastas. El tipo mínimo aceptado nunca podrá estar por debajo del de la deuda del Tesoro que rija en cada momento en el mercado secundario. Para que el control de riesgo por parte de los gestores del Fondo sea más eficaz, se procederá a su diversificación conforme a los criterios que establezca el consejo rector.
 
En el mismo se sentarán el vicepresidente económico, Pedro Solbes, en calidad de presidente, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, el secretario de Estado de Presupuestos, Carlos Ocaña, el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Aurelio Martínez, el abogado general del Estado y el interventor general. En cualquier caso, operará un umbral máximo de riesgo de forma que en la cartera de compras temporales y en la de adquisiciones en firme no se supere el 10% con una misma entidad.
 
El borrador del reglamento revela el interés del Gobierno en primar las operaciones de compra de activos en aquellas entidades comprometidas en la concesión de nuevos créditos a particulares o a empresas. Con esta intención, los bancos o cajas interesados en la venta de activos que participen en las correspondientes subastas de adquisiciones temporales podrán recurrir a presentar pujas no competitivas por un volumen equivalente al importe de los préstamos concedidos o renovados con posterioridad al 7 de octubre de este año, fecha de aprobación del real decreto. Estas pujas se adjudicarán al tipo marginal de la subasta, con el límite máximo de adjudicación que corresponda a la entidad afectada.
 
Máxima rapidez
El Gobierno pretende distribuir con la máxima rapidez los recursos del Fondo con el fin de introducir liquidez en el sistema y no estrangular la actividad económica. De hecho, la primera subasta para adquisiciones temporales de activos, que se abordará por un importe de 5.000 millones de euros, se realizará el mes que viene y la segunda, destinada a compras en firme de cédulas hipotecarias de nueva emisión y bonos de titulización de activos, en diciembre. Esta última tendrá también un volumen de 5.000 millones. Si no se cubrieran estas cantidades en dichas subastas, se sumarían a las siguientes.
 
El Gobierno se compromete también a realizar durante la vida de cada operación de compra de activos una valoración periódica de las distintas adquisiciones con el fin de ajustar su valor en el tiempo. Ello podría dar lugar a aportaciones adicionales por parte de las entidades afectadas o bien a devoluciones en el caso de que el valor neto de los valores sufriera modificaciones.
 
Con el fin de incentivar nuevas concesiones de crédito a empresas y familias, Economía hará posible también que se acepten bonos de titulización cubiertos por este tipo de préstamos. Entre los activos en los que podrá invertir el Fondo, el borrador cita las cédulas hipotecarias y los bonos de titulización respaldados por éstas. También prevé operaciones de compraventa dobles, cuyo plazo de vencimiento no será, previsiblemente, superior a dos años.
Hacia un control parlamentario exhaustivo
El interés del vicepresidente económico, Pedro Solbes, y del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en gestionar el Fondo de ayuda a la banca con la máxima transparencia ha llevado a los redactores del reglamento a comprometer comparecencias cuatrimestrales del Gobierno ante la Comisión de Economía del Congreso. En ellas se suministrará a los diputados información sobre el balance del Fondo y de todas las actuaciones llevadas a cabo en los últimos cuatro meses.
En estas comparecencias los parlamentarios tendrán acceso a conocer la cuantía del Fondo en cada momento, la calidad crediticia de los activos adquiridos a las diversas entidades financieras y su porcentaje total en el conjunto de los recursos disponibles, las adquisiciones que se hayan realizado con carácter temporal, la tipología de los activos y los gastos de gestión.
El informe será presentado al Congreso por el vicepresidente económico. Además, la Comisión de Economía de la Cámara Baja tendrá acceso a los informes que le remita con periodicidad bimensual el Banco de España y a las explicaciones que ofrezca también cada dos meses el secretario de Estado de Economía, David Vegara, referida a los estudios que elabore la comisión técnica del Fondo.
Esta última comisión, en la que algunos grupos políticos han solicitado la incorporación de profesionales independientes, estará presidida por la directora general del Tesoro, Soledad Núñez y en ella se sentarán tres representantes del Banco de España, dos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, otros dos subdirectores del Tesoro, así como un delegado del Instituto de Crédito Oficial.
Este comité técnico prestará asistencia a la comisión ejecutiva del Fondo y se encargará de elevar cada propuesta de operación, que sólo podrá ser denegada de forma motivada.
 
Fuete: elpais.es
 

Únete a nosotros! Escríbenos, llámanos al 967 217 300 o visítanos.